¿Qué esperar de las SMART HOME?

18 Nov , 2020 Hogar Inteligente,Productos IOT,Smart Home

1.600 millones de dispositivos y 150.000 millones de dólares para 2024 abre la puerta al mercado cada día más a las SMART HOME u hogar inteligente.

Hoy en día incluso existen inmobiliarias destinadas a desplegar servicios de hogar inteligente.

Nuestro hogar puede adquirir cada día más calidad y este servicio es uno de ellos que logrará que esto sea así eliminando gastos innecesarios energéticos bajando la cuota de la factura de un plumazo.

El mercado de las ‘smart homes’

Las Smart home nos dejarán camino abierto para las Smart Cities, ciudades inteligentes que nos ayudarán a llevar la vida de una forma más cómoda y eficiente ayudando siempre a un ahorro energético y por lo tanto una ayuda al medio ambiente.

La vivienda inteligente es la pieza base de la ciudad inteligente. La smart home es el “ladrillo” con el que se construye y sin el cual no podemos hablar de smart cities. No hay ciudades listas con edificios tontos, y eso implica que vamos a llenarlos de tecnología de control como la que ofrece SPC.

Una noticia nos informa de Servicios de suministros básicos inteligentes detrás de la creación de hogares inteligentes’ de Oliver Wyman, el mercado de la smart home alcanzó un valor global de 40.800 millones de euros, con un crecimiento estimado del 15% anual para 2022. Y todo estará conectado al WiFi en lo que los expertos ya califican como un «internet líquido» que lo conecta todo.

Por lo tanto se estima que en el 2023, se cerrará el año con  1.600 millones de dispositivos dentro de los hogares, según el informe ‘Worldwide Quarterly Smart Home Device Tracker’de la consultora IDC.

Dispositivos de todo tipo, de los que en 2019 destacan:

  • Dispositivos de entretenimiento en vídeo (43%)
  • Altavoces inteligentes (17,3%)
  • Sistemas de seguridad y control del hogar (16,8%); y que en 2023 tendrán un perfil de cuota de mercado algo diferente:
  • Entretenimiento (30,5%),
  • Sistemas de seguridad y control del hogar (22%).

La gama de productos en la que mayor crecimiento se espera aquellos que tienen que ver con los sistemas de control debido a su utilidad para el usuario medio: ahorrar energía, mejorar su calidad de vida, reforzar la seguridad del hogar, etc.

Hoy en día casi todos tenemos un Alexa en casa, robot de cocina, robot de limpieza, lavadoras donde podemos programar incluso desde nuestro smartphone y controlar los Split de aires…qué no podremos hacer en unos años….

El ‘gadget-todo’: una app de control total

Luces e interruptores inteligentes, control de calefacción por infrarrojos, enchufes que pueden ser adaptados por control remoto, aspiradores, cámaras de vigilancia y diferentes sistemas de aviso como pueden ser los sensores de ventanas.

Vía Célere por ejemplo es una compañía pionera en nuestro país que incluye un Kit Smart home en algunas de sus promociones, que consta de bombillas y enchufes inteligentes además de un altavoz Amazon Echo Dot.

Pronto cada objeto de la casa (el espejo del baño, el timbre de la puerta, o las puertas de los armarios) incorporarán sensores y tecnología, estarán conectados y reportarán a una aplicación. Es probable que en unos años incluso surjan objetos nuevos que nadie esperaba, como fue el caso de los altavoces.

Porque, aunque nos digan lo contrario…no todo está inventado, cada día surgen nuevas necesidades o simplemente por nuestro beneficio y comodidad lo que hace que cada día surjan servicios o productos nuevos que eran inimaginables para nosotros y que hoy no sabríamos vivir sin ellos.

Loxone, con su mini server por ejemplo podríamos decir que tiene un centro de trabajo y control indispensable, que nos permite manejar todos los productos (y algunos de otros fabricantes ya que pueden ser compatibles) desde el mismo sitio. De esta manera, no tienes que preocuparte de tener distintas aplicaciones o tener que programar los dispositivos de manera manual. La app los gestiona todos y te facilita incorporar así el hogar inteligente a tu vida diaria.

Ahorro y calidad de vida, los motivos principales:

Prácticamente porque las necesidades cambian, nos redescubrimos y estos productos robotizados aportan una mejora notable en nuestra calidad de vida.

Si un robot puede barrer, aspirar y fregar el suelo…desde luego que lo va a hacer, cada día nuestro ritmo de vida es mayor, vivimos más nuestro trabajo y esto si realmente lo piensas es más cómodo para todos nosotros…¿Quién quiere volver a casa después del trabajo y ponerse con las tareas cotidianas del hogar?, esto nos hace la vida más cómoda y llevadera y de aquí a unos años está claro que será algo normal en nuestras vidas y no entenderemos cómo hemos podido vivir sin ellos.

Y es que la automatización suele mejorar nuestro hogar.

Pensemos por ejemplo en las comunidades de vecinos que instalan sensores infrarrojos para encender las luces del portal. Subir el carro de la compra ya es complicado de por sí, y cualquier ayuda es aceptada con los brazos abiertos. La instalación de un ascensor también se ve con buenos ojos, “automatizando” las escaleras.

Esto es relativamente importante en viviendas con niños, personas mayores o personas con movilidad reducida, así como con diferentes tipos de discapacidad. Abrir una app y poder comprobar que las luces están apagadas, por ejemplo, puede ser un plus para cualquiera de nosotros, pero algo fantástico para quien se mueve en silla de ruedas. Y lo mismo aplica a climatización, alarmas o videovigilancia: automatizar facilita la vida.

Hace tiempo la domótica que conocemos pasó a mejor vida ya que estaba reservada para unos pocos, pero a día de hoy, el hogar inteligente no es así, se ha avanzado a pasos agigantados.

Desde productos que no dependen de internet, ahora se estilan los productos sencillos de usar y cuya instalación apenas requiere unos minutos de nuestro tiempo.

Hoy día cualquiera puede comprar un dispositivo de control remoto del aparato de aire acondicionado, controlar la temperatura de su casa desde cualquier lugar sin necesidad de habilidades técnicas más allá de manejar una app. Y eso es lo que verdaderamente está cambiando el mercado y por lo que el grueso de la gente está interesado. La domótica, ya no es lo que conocíamos, ahora hablamos de Hogar Inteligente, mucho más adaptado y centralizado se ha vuelto fácil, ha aterrizado a nivel usuario.

Una instalación fácil y rápida, a tu medida, donde en unas pocas horas tienes en la vivienda luces, persianas y demás por control remoto y te puedes ir de vacaciones programando una simulación que finja el comportamiento de una familia, disuadiendo a los amigos de lo ajeno. Esto hace años era imposible.

Lo cierto es que nadie sabe del todo cuántos dispositivos hay actualmente en el mercado. Quizá dentro de unos años cuando la trazabilidad sea masiva podremos establecer métricas más acertadas. Lo que sí se sabe es que la Smart home (Hogar Inteligente) está a punto de despegar y que ayudará con nuestros quehaceres diarios con un cambio como el que se vivió con los electrodomésticos.

,


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.