¿Qué es el MICA Wall y qué puede hacer por nosotros?

30 Dic , 2020 Automatización,Hogar Inteligente,Seguridad para el hogar,Smart Home

El COVID nos ha hecho ver la importancia del aire, en las oficinas, en casa y en cualquier lugar, si tienen un buen procedimiento para renovar el aire es menos probable que el virus se acumule ya sea éste o cualquier otro.

Mejorar las condiciones medioambientales de cualquier construcción garantiza altos niveles de salubridad y por lo tanto productividad.

Loxone, por supuesto, tiene una forma de realizar una ventilación automática tanto en tu hogar como en tu oficina.

Con la nueva colaboración con InBiot, una empresa experta en la calidad del aire interior, y con su monitor inteligente MICA Wall, se puede medir el nivel de distintas partículas en el ambiente y garantizar así una máxima calidad de aire en los interiores.

¿Qué podemos controlar con MICA Wall?

El sistema de ventilación se programa para que no tenga que depender de una manipulación manual para que el aire se renueve.

Se combina el control de presencia, los niveles de CO2, la humedad relativa y la temperatura de la estancia para garantizar una buena calidad del aire. Por lo que se tendrá presente aún más cuando alguien está en la habitación.

Si se incluye en el monitor inteligente de calidad de aire MICA Wall en el sistema Loxone a través de la Modbus Extension, además de controlar los niveles de CO2, humedad y temperatura, se pueden monitorizar distintos niveles de partículas en el ambiente:

  • Formaldehído: Es uno de los contaminantes más peligrosos en el aire, ya que es un producto cancerígeno. Su valor no debe de estar por encima de 150 µg/m3, ya que de lo contrario significa que existe una fuente de emisión.
  • COVs: Compuestos orgánicos volátiles de diferente grado de toxicidad y considerados contaminantes del aire.
  • PM1.0/PM2,5/PM10: sensores de partículas de 1 micra, 2.5 micras y 10 micras respectivamente. Se trata de partículas sólidas o líquidas de polvo que se encuentran suspendidas en el aire. Si su tamaño es muy pequeño no son retenidas en las vías previas y llegan a los alvéolos de los pulmones causando su obstrucción y degradación.
  • Tiempo exterior: Medición de temperatura, humedad relativa y presión atmosférica exterior a través de la estación meteorológica más cercana.

El MICA Wall también tiene incorporados sensor de temperatura, humedad y CO2. Este dispositivo tiene una estructura modular, por lo que puede ser personalizado y polivalente para adaptarse a cualquier ambiente. Es fácil de instalar sobre cajas estándar empotradas y tiene un mantenimiento casi nulo.

Se ha creado una plantilla de programación en el Loxone Config para integrar el MICA Wall más rápidamente.

¿Por qué es importante controlar la calidad del aire en interiores?

Creo que esta pregunta se ha contestado ya a lo largo del 2020, y es muy fácil, la salud ante todo de las personas. Piensa en unas oficinas con bastante gente durante 8 horas, es mucho tiempo para que el aire del lugar no se renueve lo que crea un ambiente genial para las bacterias y los virus que nos repercute en resfriados posteriormente, o enfermedades respiratorias, falta de oxígeno, dolores de cabeza, alergias e infecciones orales o cutáneas.

Pero incluso podríamos hablar de problemas de estructura del interior del edificio. Puede provocar humedades o sobrecalentamiento.

¿Qué debemos controlar del aire?

Los factores más importantes a tener en cuenta en los interiores son:

  • La proporción de CO2: que varía en función de la tasa de renovación de aire y de la ocupación. Los niveles recomendados en viviendas, estancias y edificios oscilan entre 400 y 800ppm. A partir de 800 a 1.200ppm puede provocar molestias.
  • El porcentaje de humedad relativa en los interiores para un ambiente agradable debería estar entre un 50-60%, aunque se considera aceptable entre un 40% y un 70%. Un ambiente demasiado húmedo favorece el desarrollo de gérmenes nocivos y hongos.
  • Temperatura en los interiores debería de estar en verano entre 23 y 25ºC con humedad relativa entre 45 y 60%, mientras que en invierno la temperatura debería oscilar entre 21 y 23 ºC con una humedad relativa del 40-50%.
  • Si se requiere analizar los compuestos químicos suspendidos en el aire, entonces se deben analizar el nivel de contaminantes como el formaldehído, COVs y PM1.0/PM2.5 y PM10.

Fuente: https://www.loxone.com/eses/colaboracion-con-inbiot-para-mejorar-la-calidad-del-aire/

, ,


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.