¿Merece la pena invertir en una solución «Smart Home»?

15 Ene , 2021 Automatización,Hogar Inteligente,Smart Home

Si estas en ese momento en que necesitas un cambio y tienes pensado comprar una casa o incluso modificar el tuyo propio, puede que te venga bien esta entrada, donde os hablaremos sobre los cambios que puedes realizar con la domótica y así dar valor a tu casa y además hacerte la vida más fácil.

Cada vez son más las personas que se unen al Hogar Inteligente, pero claro está a todos nos surge la duda…cuanto me costará y si será rentable.

¿Qué quiero que la Smart Home haga por mí?

Podemos decirte todo lo que la domótica y tu hogar podría hacer…pero realmente la pregunta es ¿qué quieres que tu hogar haga por ti?

Sería bueno analizar qué es lo que realmente necesitas o quieres, y a partir de ahí buscar lo que se adaptaría mejor.

¿Quieres incrementar la seguridad? ¿Deseas ahorrar energía? ¿Buscas que la automatización permita olvidarte de pensar en diferentes tareas diarias, ahorrándote así tiempo? ¿Necesitas la automatización para facilitar la vida de personas mayores? ¿Necesitas facilitar o mejorar la vida de una persona con discapacidad?

Aun así, es verdad que hay veces, que no estamos seguro de todo lo que puede hacer por nosotros, no tenemos claro que puede estar a nuestro alcance, si estas en esta situación lo mejor que puedes hacer es asistir a una de nuestras presentaciones o sesiones informativas, solicitar una cita y visitar un showroom donde podrás ver de primera mano las funciones y además un equipo técnico podrá asesorarte.

¿Qué podemos encontrarnos?

Seguro que cada vez más escuchas las palabras domóticas, hogar inteligente o smarthome…

Hoy en día existen una gran variedad de productos IOT que permiten al usuario final poder controlar ciertos elementos de la casa como pueden ser, luces, música y persianas, todo a través de una app.

Debemos diferenciar entre estos accesorios y los sistemas que permiten una completa automatización. Todo dependerá de las funciones que necesites. Si solamente quieres controlar unas pocas bombillas o tener el control de las persianas desde el móvil, este tipo de gadgets pueden aportarte la solución que deseas.

Pero si lo que realmente buscas es que el sistema se controle por sí solo, ahorro eléctrico, y que aprenda de tus costumbres para que una vez que no estés pueda simular que la vivienda está habitada, entonces lo que estás buscando no es una simple colección de productos IOT, si no que buscas un Hogar Inteligente.

Por ejemplo: las persianas suben o bajan en función de la inclinación del sol y de la temperatura interior, ayudando así al sistema de climatización. Además, están vinculadas al sistema de alarma y junto iluminación y audio, crean la simulación de presencia para cuando estás fuera de casa.

¿Qué necesitaremos con el tiempo?

No te preocupes por pensar que con los años te quedarás obsoleto, la cantidad de dinero que inviertas en una Smart Home será de forma duradera.

Si necesitas al cabo de unos años algunos cambios (cosa que será así por que siempre querrás actualizar o incluso incluir más funciones)

Deberemos tener en cuenta que el fabricante es fiable y que responde a las incidencias, además de que el sistema se acoge a la integración con diferentes sistemas, ser consciente de la complejidad que se añade a la instalación y la compatibilidad con otros productos.

Todo en uno

Como hemos dicho, es posible que pienses que con unos productos IOT básicos puedes conseguir lo que buscas y gestionar la luz a control remoto, pero también es posible que estés buscando algo más allá.

Con un sistema como Loxone, por ejemplo, puedes utilizar los detectores de movimiento de cada habitación para el sistema de alarma, para encender y apagar las luces, la música o incluso la calefacción.

Un segundo inconveniente que puedes encontrar en adquirir elementos ‘sueltos’ es si quieres integrarlos entre ellos, ya que posiblemente no se pueda. Al comprar productos de un mismo fabricante, facilita la compatibilidad y los procesos de actualización.

Podemos tener miles de productos, pero seamos sinceros, lo que verdaderamente vamos a tener en cuenta y lo que tiene valor, es la funcionalidad que puedan aportarnos en nuestro día a día.

De ahí que conozcas todos los que tienes a tu disposición, una vez que veas la amplia gama ya elegirás que es lo que más se acopla a ti.

Qué funciones te serán útiles, te aportarán más seguridad y ahorro, te facilitarán el control, etc.

El verdadero valor de una Smart Home no está en los productos en sí, sino en la funcionalidad que pueden darte estos. Por este motivo, al diseñar y planificar el proyecto de tu casa, es importante hablar con el profesional que te lo instale y programe para que quede claro todo lo que tu casa podrá hacer por ti.

Para determinar el sistema que mejor te compense, recomendamos no solamente ver cuánto suman los productos, sino dar valor a lo que realmente podrás hacer en tu día a día.

¿Qué funciones podemos encontrar?

No solamente hablamos de una Smart home que puedas gestionar y automatizar desde tu smartphone, si no que además facilite un uso automático e integral de los dispositivos.

Detalles como que necesites levantarte por la noche y el sistema lo detecte, por lo que la iluminación se activa sin necesidad de buscar interruptores a una intensidad tan baja que te ayudará a moverte, pero no a molestar a las demás personas de la estancia.

Otra funcionalidad es la gestión de la temperatura, cada habitación tiene una temperatura, el sistema de sombreado que bajará y subirá las persianas o toldos además ayudará a que ni siquiera necesites encender el aire acondicionado o la calefacción, manteniendo un ambiente agradable en todo momento.

Además, si es un día que tenemos amigos y estamos más tiempo en el comedor de lo habitual, los detectores lo percibirán y la temperatura no se cambiará a modo noche hasta que no nos vayamos.

Tendremos a nuestra disposición miles de detalles y funciones en un sistema integral, que hará de tu hogar un todo, llegarás hasta donde tu imaginación quiera.

,


Comments are closed.