Seguridad en residencias vacacionales

27 May , 2021 Automatización,Hogar Inteligente,Seguridad para el hogar

Hoy día, una de las mayores preocupaciones que existen en la sociedad es la ocupación de las viviendas, ya se trate de un hogar habitual como de una vivienda vacacional.

Ahora que se acerca el buen tiempo, muchas personas visitarán sus segundas residencias, dejando inhabitadas sus viviendas principales por un tiempo determinado, generándoles cierta inseguridad no saber qué se pueden encontrar asu vuelta.

En un hogar automatizado, la sensación de seguridad será mayor, debido a la configuración de su amplia gama de funcionalidades relacionadas con la misma, entre las que encontramos las siguientes:

-Control de puertas y ventanas

-Simulación de presencia

-Reacciones de la vivienda

-Control de videoportero

Control de puertas y ventana

Los accesos directos a un hogar, ventanas y puertas exteriores son los puntos más vulnerables del mismo. Gracias al sistema de automatización de Loxone, estos accesos podrán ser controlados en todo momento.

En el caso de las ventanas, gracias a la tecnología vía radio (tecnología Loxone Air que no necesita de cableado, ya que cada dispositivo puede recibir y enviar datos), se puede de manera fácil y rápida, instalar los dispositivos necesarios para conocer en todo momento si son manipuladas o no.

El estar informado de si una de las ventanas está abierta está directamente relacionado con otra función muy interesante, la regulación del clima. 

Por ejemplo, si se le ha pasado activar el sistema de climatización, ya sea el aire acondicionado o la calefacción, y no era consciente de que se encontraba una ventana abierta en ese momento, pudiendo generar un gasto de energía y de consumo en la factura innecesario, a través de la app de Loxonepuede observar en todo momento, qué ventana o acceso está abierto, e incluso cerrarlo de forma remota.

Simulación de presencia

El principal motivo por el que se produce una ocupación del hogar es que se aprecien exteriormente signos de que se encuentre desocupado, como por ejemplo podría ser un buzón de correspondencia completo, que las persianas se encuentren totalmente bajadas y/o que la iluminación se aprecie apagada permanentemente.

Si durante largos periodos de tiempo no habita en su vivienda, no se mostrarán cambios ni movimientos en ella, pudiendo los ladrones u okupas percatarse de ello y aprovecharse de la situación.

El sistema de simulación de presencia se basa en que, aunque las personas no se encuentren en su hogar, se mostrarán signos que se puedan asociar a la rutina de sus propietarios, simulando entonces la normal ocupación del mismo.

Siguiendo con el ejemplo anterior, algunas de las acciones que se pueden programar dentro de esta funcionalidad son, que las persianas se suban o bajen a la hora y fecha definida con anterioridad, que la iluminación de una estancia se active de forma regular o que incluso, se active el modo audio.

Teniendo activadas estas funciones, la vivienda dejaría de llamar la atención para aquellos amigos de lo ajeno, ya que observando la seguridad que un hogar automatizado aporta, optarían seguramente por ocupar otro lugar.

Reacciones de la vivienda

Si la vivienda detecta durante un largo periodo de tiempo que no hay ningún tipo de presencia en su interior, al comprobar que se está manipulando una puerta o ventana desde fuera, reacciona ante ello para poder defenderse.

El sistema de alarma trabaja a través de notificaciones que serán enviadasdirectamente y a tiempo real, a los propietarios, no por centrales receptoras. Dicho sistema pasa por las siguientes fases:

-Alarma silenciosa

-Alarma visual

-Alarma sonora

Alarma silenciosa

Cuando se detecta algún cambio en el hogar que no es el esperado, se notificará de manera inmediata al propietario de la vivienda por el canal deseado, ya sea mediante correo electrónico, llamada telefónica o notificación a su smartphone.  

En el caso de que haya mascotas en casa, por ejemplo, es posible que activen de forma involuntaria la alarma entrando en alguna estancia, por lo que se notificará al usuario para que pueda comprobar si se trata de un intruso o de su mascota, pudiendo desactivarla de manera inmediata.

Alarma visual

En el caso de que no se trate de un error y hayan forzado el acceso al hogar, se activará una alarma visual, que se basa en que las persianas suban o bajen y la luminaria de la vivienda parpadee de forma intermitente, con la finalidad de que la persona que ocupa el hogar se desconcierte, se sienta al descubierto y salga lo antes posible.

Gracias a la fase de alarma visual, desde el exterior los vecinos podrán presenciar la reacción de la vivienda, sabiendo que existe algún tipo de problema, por lo que ellos mismos avisarán a la policía de que algo no va bien.

Alarma sonora

En el caso en que, aun así, la persona que ha entrado en el hogar no la abandone, se activará la última fase de la función “reacción de la vivienda”, que corresponde a la alarma sonora.

Se accionará el audio programado a un volumen elevado. Además de esta función de audio, también se dispone de la sirena de alarma. Dicha sirena consta de tres LEDs que proporcionan un potente flash y un fuerte sonido que, además, integra un contacto antisabotaje que provoca el envío inmediato de una notificación al propietario en el caso de que intenten manipularla.

De ésta manera, se motiva que el ladrón abandone lo antes posible la vivienda/instalación, ya que el sonido será bastante elevado y no pasará desapercibido por nadie.

Control del vídeo portero

El hogar inteligente además puede contar con un videoportero, que permite de forma remota, controlar en todo momento quien está en la puerta de la vivienda.

Si, por ejemplo, alguien llama a la puerta del hogar, se podrá ver cómodamente tanto desde un smartphone como desde una tablet, no siendo necesario estar en el lugar para presenciarlo. Además, se podrá interactuar con la persona (el visitante podrá hablar a través del videoportero y el usuario a través de su smartphone o tablet.) o incluso abrirle la puerta en el caso que se desee.

Puede darse el caso de que en algún momento un familiar y/o amigo tenga la necesidad de entrar en la vivienda por algún motivo, a través del videoportero se visualizará a la persona y se podrá abrir la puerta para que pueda acceder. Sin embargo, en el caso de que sea alguien no deseado y esté manipulando la cerradura, siempre se podrá contactar con la policía para informar, y si fuera necesario, enviar la fotografía que genera el vídeo portero Loxone Intercom como prueba.

FUENTE:

https://www.loxone.com/eses/segundas-residencias-despues-de-las-vacaciones/

, , ,


Comments are closed.