¿Conoces los beneficios de una Smart pool? 

1 Jul , 2022 Automatización,Piscina Inteligente,Smart Pool

En una piscina se pueden automatizar funciones que permiten controlar los niveles de PH y cloro, la temperatura del agua o la iluminación tanto interior como exterior de la piscina y de esta manera convertirla en una Smart Pool. 

Mantener un nivel de agua óptimo 

El nivel del agua puede variar con el tiempo. En una piscina convencional debemos llenarla de forma manual, sin embargo, en una piscina inteligente el sensor de presión reconoce el nivel y si es necesario, activa o desactiva de manera automática la entrada del agua.  

Además, a través de la app podemos realizar seguimiento del mantenimiento, gestión del consumo y monitoreo de las funciones. 

Una piscina libre de impurezas 

El sistema de filtrado de la piscina es el encargado de que el agua se mantenga limpia y libre de las impurezas. Lo que debemos tener en cuenta es que cuanto mayor sea la temperatura del agua, deberá filtrarse con mayor frecuencia. El sistema de automatización detecta, a través de sensores, en qué momento es necesario el enjuague o el lavado y lo activa. 

Disfrutar de un baño nocturno 

Instalar luces en el interior de la piscina te permite disfrutar de los baños nocturnos. Cuando anochece, el sistema activa la luminaria tanto interior como exterior.  

Además, es posible integrar el pulsador Touch Surface en el bordillo de la piscina. De esta manera, puedes hacer uso de funciones automatizadas como, controlar la iluminación, la temperatura e incluso abrir la puerta principal en el caso de que algún familiar quiera visitarnos y todo ello sin salir del agua. 

 

Mantenerse en forma 

Es posible instalar un sistema de chorros o de contracorriente en el interior de la piscina, que nos permita realizar ejercicios dentro del agua. Además, podemos programar el sistema de chorros para, por ejemplo, utilizar la piscina como zona de spa a última hora del día. 

Controlar los niveles de PH 

Si el nivel de ph del agua de la piscina no es el correcto, puede ocasionar problemas como el deterioro anticipado de los accesorios de la piscina. Los sensores son los encargados de detectar el nivel de PH y el sistema se encarga de actuar a tiempo y evitar incidencias.  

Alargar la vida de la piscina 

La cubierta es un accesorio de protección casi obligatorio para hacer un buen mantenimiento de la piscina.  

Se puede automatizar para que se cierre o abra de manera automática: 

-Si el sistema detecta lluvia o mal tiempo, automáticamente se cierra como escudo protector.

-Gracias a los sensores de detección de presencia, nos aseguramos de que la cubierta no se cierra mientras estamos disfrutando de un baño.

También la podemos gestionar de manera manual, estando en las instalaciones o de forma remota. 

-Se puede controlar a través del pulsador del Touch Surface. 

-E incluso, en caso de olvidarnos de cerrarla, la app nos informa para que podamos gestionar el cierre de manera remota. 

Obtener una temperatura óptima 

Si la piscina cuenta con un sistema de aerotermia o climatización, se puede controlar la temperatura del agua. Mediante sensores instalados en el interior de la piscina, el sistema informa de la temperatura a través de gráficas que nos permiten conocer su estado en todo momento. 

Seguridad y ahorro energético 

Aunque se pueden programar todas las funciones de la piscina para que se gestione por sí sola sin tener que estar presentes ni depender del factor humano, tenemos la opción de configurar el sistema de manera manual cuando sea necesario. 

En el caso de que el nivel del agua aumente, se cierre la cubierta sin nuestro consentimiento, o se encienda alguna luz que no estuviese programada, el sistema de automatización nos envía una notificación a la app para que estemos informados en todo momento de cualquier cambio que se produzca. 

Al tener el control absoluto sobre la Smart pool, conseguimos un mayor confort y un gran ahorro energético. 

, , ,


Comments are closed.